Domingo 23 sep 2012 19:21

QUITO.-El inicio del partido marcó una gran diferencia entre Barcelona y Nacional, los canarios tocaron la pelota con una muy buena predisposición táctica a por parte del cuadro amarillo que desde el inicio del encuentro buscó el arco contrario.

Una de las claves de los primeros minutos fue ver a un Barcelona que tocó la pelota con mucha tranquilidad y sosteniendo la pelota mientras que el Nacional tuvo poco fútbol y solo intentó remates de media distancia que no inquietaron a Máximo Banguera.

La primera descolgada del partido fue de Miguel Ibarra quien desbordó por el costado derecho y provocó una jugada de peligro que pudo haber terminado en gol a favor de Barcelona.

Matamoros también tuvo un gran desempeño a la hora de sostener la pelota ya que junto a Damián Díaz retuvieron el balón a favor de Barcelona, sin embargo el Nacional tuvo una opción de gol luego de un tiro libre, el mismo que Banguera pudo contener sin mayores complicaciones.

Nacional intentó complicarle las cosas a Barcelona y empezó a presionar a los toreros, ellos aprovecharon la velocidad de Caicedo por las bandas, pero la defensa canaria estuvo bien parada y controló los ataques militares sin mayores problemas.

Narciso se perdió la gran oportunidad de anotar la primera anotación del partido, Mina llegó con la pelota dominada luego de una gran jugada con pase gol de Damián Díaz, Mina no le puso comba a la pelota y esta salió desviada y Barcelona se perdió la oportunidad de anotar.

Barcelona siguió dominando el primer tiempo, la ausencia de ese gol que se perdió Mina, alertó al equipo del Nacional, ya que de inmediato los puros criollos salieron con todo para seguir presionando al Barcelona.

Los siguientes minutos siguieron siendo para Barcelona, el equipo amarillo tomó un vez más la iniciativa del encuentro, un de las cosas más destacadas fue el dispositivo táctico defensivo del Ídolo quien logró controlar las arremetidas de los puros criollos.

El partido se jugó con pierna fuerte ya que el Nacional pegó fuerte por lo que el árbitro tuvo que amonestar a Madrid y a Chila quienes tuvieron muchos problemas para lograr marcar a Damián Díaz.

Los militares tuvieron que rematar para poder inquietar al arco de Banguera quien no tuvo problemas en este partido ya que el cuadro amarillo se defendió muy bien.

Una vez más los puntos altos del equipo torero fueron los laterales quienes no solo hicieron una buena cobertura defensiva sino que también desbordaron y atacaron a los militares.

Barcelona atacó una vez más y buscó el arco de los militares y aunque no cambió su sistema táctico el equipo amarillo si hizo variantes el la cobertura de cada jugador en la cancha.

Nacional por su parte nunca pudo descifrar el juego de Barcelona sobre todo de mitad de campo hacia adelante, los canarios no dejaron espacios libres para que los puros criollos puedan armar una jugada de gol.

Los militares perdieron todas las pelotas al chocar con la defensa de Barcelona, por su parte el cuadro amarillo tuvo buen desempeño y categoría a la hora de trasladar la pelota hacia adelante.

El primer tiempo terminó con un empate a cero en el que Barcelona tuvo las mejores opciones, pero desgraciadamente no logró concretar.

Para la segunda mitad entró al campo de juego José Ayoví en sustitución de Michael Arroyo, vale la pena indicar que el Nacional mejoró en su fútbol en la segunda mitad del encuentro y creó una buena opción de gol que el portero Banguera logró conjurar y evitar el gol de los puros criollos.

Sin embargo Barcelona empezó a tejer jugadas de gol que nacieron en los pies de Damián Díaz, desgraciadamente Mina no corrió bien la cancha y esos ataques canarios terminaron diluyéndose en el territorio de la defensa de El Nacional.

El partido estuvo equilibrado en la segunda mitad, sin embargo un descuido en el defensa Preciado logró recibir solo una pelota y metió la primera pelota en el arco de Banguera que nada pudo hacer para evitar la conquista.

La segunda variante de Barcelona fue la presencia de Oyola por Matamoros, para reforzar la mitad del terreno de juego, Barcelona reaccionó luego del gol y buscó la posibilidad de anotar el gol del empate.

Barcelona apeló a la jerarquía de sus jugadores quienes presionaron al arco del los militares para buscar el gol del empate en este encuentro que se volvió complicado para el cuadro canario.

Nacional empezó a recuperar terreno por lo que eso marcó el desequilibrio en el partido a favor de los puros criollos quienes crecieron futbolísticamente luego del gol.

Sin embargo la presencia de Oyola hizo que Barcelona mejore ostensiblemente en el medio sector, lugar donde los toreros buscaron el ansiado gol de la igualdad.

Cuando mejor jugaba Barcelona llegó el gol de Nacional, Caicedo recibió un buen centro desde la derecha y logró desequilibrar para lograr la segunda anotación del partido y definir el encuentro a favor de los militares.

Nacional empezó a recuperar terreno por lo que eso marcó el desequilibrio en el partido a favor de los puros criollos quienes crecieron futbolísticamente luego del gol.

Nacional estuvo a punto de anotar una tercera conquista pero Barcelona no bajó los brazos, sin embargo eso no alcanzó para lograr el gol del empate.

Llegó una jugada en la que el Kitu Díaz ejecutó un tiro Libre la pelota pegó en el palo y una reacción de los militares derribaron a un jugador de Barcelona en el área para que el árbitro de inmediato pite un penal.

Esta vez el ejecutante fue el portero Máximo Banguera quien definió de manera perfecta para poner el gol del honor a favor de Barcelona, una vez que se decretó el gol de Banguera el árbitro central del partido pitó la finalización del encuentro.

Este sin duda no fue un buen resultado para Barcelona de cara a su encuentro de Copa Sudamericana con el Gremio de Brasil.

Fuente: Barcenet “Red Social Torera”.

   
   107 views