Domingo 23 sep 2012 19:20

QUITO.- Llegó una jugada en la que el Kitu Díaz ejecutó un tiro Libre la pelota pegó en el palo y una reacción de los militares derribaron a un jugador de Barcelona en el área para que el árbitro de inmediato pite un penal.

Esta vez el ejecutante fue el portero Máximo Banguera quien definió de manera perfecta para poner el gol del honor a favor de Barcelona, una vez que se decretó el gol de Banguera el árbitro central del partido pitó la finalización del encuentro.

Este sin duda no fue un buen resultado para Barcelona de cara a su encuentro de Copa Sudamericana con el Gremio de Brasil.

Fuente: Barcenet “Red Social Torera”.

   
   183 views