Sábado 12 ene 2013 16:02

Ante Orense, mañana, Gonzalo Castillejos podría comandar el ataque de Barcelona, club en el que aseguró sueña estar por un largo tiempo. El refuerzo argentino está impresionado por las muestras de afecto que los aficionados de Machala le han brindado a él y a los toreros.

“Me habían contado lo que es el cariño de la gente. Hay que estar tranquilos y no sentir la presión. Debemos intentar sacar los resultados y seguir haciendo grande al equipo”, dijo.

El nuevo ariete de Barcelona, que militó en Lanús y Rosario Central de su país, se calificó como “un hombre de área, que busca definir las jugadas de gol. “Me han comentado que Barcelona es un equipo que genera muchas situaciones de gol”.

Añadió: “Prometo que la entrega va a estar siempre, no me gusta prometer goles, pero sí trabajo”.

Malestar de aficionados

La presencia amarilla ha convulsionado a Machala, no obstante algunos hinchas expresaron su malestar por las restricciones para acercarse a sus ídolos. “Es injusto, es una pena que no nos dejen ver una práctica y sea complicado tomarnos fotos”, lamentó un aficionado.

Cientos de hinchas, desde el pasado martes, tratan de conseguir autógrafos, pero el autobús que traslada a Barcelona ingresa directamente al complejo. Adentro, al final de las prácticas, niños de las divisiones menores del Orense son los únicos que pueden saludarlos.

En las playas de El Coco, sus habitantes intentaron el jueves pasado, sin éxito, saludar a los toreros. Jorge Egüez, coordinador de los canarios, no permitió que los hinchas se acercaran. Los que sí lo lograron fueron amablemente atendidos por Gustavo Costas y Michael Arroyo, que le pidió al empleado de Barcelona que lo dejara firmar autógrafos. Según Egüez, la prensa era “culpable del desorden” de los hinchas.

 

Fuente : El universo 

   
   143 views